Familia acusó que hombre con Covid-19 murió tras no acceder a ventilador por tener síndrome de Down

La familia de un hombre con síndrome de Down que se contagió con coronavirus denunció que él murió sin recibir ventilación mecánica debido a la alteración genética que lo afectaba.

Se trata de Óscar Walter, hombre de 38 años y vecino de la población Valle Central de Renca, quien murió el 26 de mayo en el hospital Félix Bulnes.

Según informó Chilevisión, Walter fue trasladado el 22 de mayo al centro asistencial luego de presentar síntomas de Covid-19 al igual que su padrastro y su mamá.

Jennifer, su hermana, comentó al canal de TV que Óscar se mantuvo internado en la unidad de urgencias del recinto y que ella debió encargarse de cuidarlo.

“Se suponía que al llegar al hospital le tenían que poner el ventilador, pero nunca pasó en los días que yo estuve ahí con él. Yo trataba de hablar con ellos, con lo doctores, y decían que no tenían y que los estaban gestionando”, dijo.

Finalmente, tampoco hubo opción de trasladarlo a otro hospital, por lo que murió durante la noche del 26 de mayo. El diagnóstico fue neumonía grave por coronavirus.

Según su hermana, el hospital cometió negligencia y discriminación ya que no se le dio un ventilador debido al síndrome de Down.

“No priorizaron su estado. Para ellos las personas con síndrome de Down viven hasta los 15 o 16 años y nos hacían sentir privilegiados porque alcanzó los 30 y tantos”, agregó.

Desde el hospital indicaron a Chilevisión que a Walter se le entregaron “todas las prestaciones asistenciales requeridas para la condición clínica del paciente”.

Segunda denuncia

Este caso se suma a la situación de Yerka Morales, mujer de 40 años con el mismo síndrome y que fue internada en el hospital Padre Hurtado.

Su hermana Rocío comentó a Chilevisión que “el doctor dijo que mi hermana estaba grave y que necesitaba urgente una cama UCI, pero que había que esperar porque la prioridad se les estaba dando a jóvenes y no a persona adultas ni con discapacidad”.

Yerka actualmente evoluciona de forma positiva, pero sigue en riesgo vital.

Ante ello, la directora del Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis), María Ximena Rivas, declaró que “las personas con disparidad tienen derecho a recibir una atención de salud en igualdad de condiciones (…) y que en ningún caso se les puede negar la atención debido a esa discapacidad”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *